viernes, 20 de marzo de 2015

LA FRANQUEZA



Solo desde la franqueza podemos solucionar los problemas, esta es la actitud que nos evita malos entendidos. La Franqueza, es hablar directamente y decir las cosas como son, sin rodeos, sin querer acomodar las circunstancias. 
Algunos nos dicen le voy a ser franco “su persona no me gusta nada”, uf, ¿Ustedes creen que fue franca esta palabras? No , para ser francos y decir todo lo que se puede decir hay primero que ganarse la confianza, solo podemos ser francos cuando tenemos confianza somos francos cuando nos dan la libertad para serlo con las personas que interactuamos.

En la colección de palabras griegas del nuevo testamento FRANQUEZA es muy especial a aquellos que nos dedicamos a la enseñanza y proclamación del evangelio.

La falta de calor humano en el discurso de algunas personas les hace pragmáticos y esto es un cado de cultivo a “profesionales interesados” que terminan atacados por todo una “legion” de  corrupciones.

Mi primera imagen en este ensayo es real, yo me dedico profesionalmente a evitar en los sistemas de agua sanitaria la proliferación de enfermedades como la legionella.
En la foto 1 estoy junto a un intercambiador de calor sacado de las entrañas de un acumulador de agua caliente que esta prácticamente listo para servir de mas de problema sanitario, en este estado no solo bloquea su función sino que corrompe el agua alimentando a las bacterias patógenas.




La misma agua a presión regenera y limpia la cal, franqueza no es solo decir las cosas como son sino hacer algo para que sean y sigan siendo de otra manera.
Nuestra cultura aprecia la franqueza pero cuando no tenemos tacto en vez de mejorar aquello en lo que fuimos francos lo empeoramos.

 Vea la foto 2, para quitar la cal y la suciedad usted no puede ni debe ser excesivamente agresivo y podrá entonces dejarlas mejor con su franqueza que peor.




En la revista evangélica REFORMA apareció un estudio bíblico sobre la tercera epístola de Juan, había dos personas supuestamente “FRANCAS” , un tal Gayo que acogia a todos incluso a los desconocidos y un tal Diótrefes que de franco que era expulsaba a los mismos creyentes y a los que acogian a los de otras Iglesias…..¿Sabes que pasó? Desde aquel articulo 30 pastores pidieron la suspensión a la revista…..”SE SINTIERON ALUDIDOS”, ser francos no es atacar, es servir como Gayo.

·3ª Juan 1:5 Querido hermano, te comportas fielmente “PISTOS” en todo lo que haces por los hermanos, aunque no los conozcas. Delante de la iglesia ellos han dado testimonio de tu amor. Harás bien en ayudarlos a seguir su viaje, como es digno de Dios. Ellos salieron por causa del Nombre, sin nunca recibir nada de los paganos; nosotros, por lo tanto, debemos brindarles hospitalidad, y así colaborar con ellos en la verdad.
Le escribí algunas líneas a la iglesia, pero Diótrefes, a quien le encanta ser el primero entre ellos, no nos recibe. 10 Por eso, si voy no dejaré de reprocharle su comportamiento, ya que, con palabras malintencionadas, habla contra nosotros sólo por hablar. Como si fuera poco, ni siquiera recibe a los hermanos, y a quienes quieren hacerlo, no los deja y los expulsa de la iglesia.
“PISTOS” significa “DIGNO DE CONFIANZA” para sacarle un dagnostico de lo que le pasa a alguien dentro de su corazón hay que ser muy digno de su confianza y tener mucho tacto y no ser agresivos ni dañinos.
La palabra griega “parresía” se deriva de dos raíces: pan (todo) y rhésis (discurso). El significado fundamental de “parrésía” es el de «libertad para decirlo todo»; de aquí las diversas modulaciones de su significado: franqueza, valentía, libertad confiada.

A veces observo en mi discurso exceso de ironía, otras demasiado agresividad, la gente se siente ofendida y eso no siempre es una buena señal de que he sido franco en mis palabras, aunque es evidente que no pretendo agradar a todos es obvio que no deseo lo mas mínimo ofender.

Bien, Pablo era un hombre versado, culto e inteligente, así que sus enemigos se sentían ofendidos cada vez que habría la boca causaba un verdadero griterío de quienes lo apoyaban contra quienes les escarnecían. El Señor lo tenia continuamente en movimiento porque donde el estaba las cosas tenían que cambiar.

Efesios 3:12 en quien tenemos seguridad “parresía” y acceso con confianza por medio de la fe en él;

La gente que trabaja con su discurso como el maestro el político el predicador etc. Conoce la importancia de LA FRANQUEZA”  
, esa seguridad en el habla tan difícil de adquirir y tan difícil de mantener.

La palabra de Dios tiene un poder regenerador y por eso se simboliza por por elementos que en lo natural son regeneradores y purificadores.

1- La Palabra de Dios se compara  con el agua (Efesios 5:26)

Efesios 5:26Nueva Versión Internacional (NVI)

26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra,

2-La palabra de Dios se compara con el Fuego.
Jeremias 23:29 ¿No es mi palabra como fuego Esh --declara el SEÑOR-- y como martillo que despedaza la roca?



Claro todos sabemos que los dos grandes juicios divinos de la tierra y los cielos, fue uno por AGUA (EL DILUVIO) y será el Juicio final por (FUEGO).

Por tanto si queremos tener un discurso regenerador y purificador necesariamente tenemos que primero destruir lo que impide la purificación y la regeneración.

El agua puede ser purificado por el fuego y el fuego controlado por el agua.

Es sumamente interesante conocer que la palabra hebrea para cielos : "Shamayim" esta compuesta de dos términos significativos:

1- Sham” significa allá

2- Mayim” significa aguas

No temamos que las aguas de mas alla nos limpien y nos dejen nuevos para Dios y los hombres.





Que franqueza y que tacto uso Jesus con la samaritana, es todo un ejemplo de franqueza.

Juan 4 Nueva Versión Internacional (NVI)

Jesús y la samaritana

Jesús se enteró de que los fariseos sabían que él estaba haciendo y bautizando más discípulos que Juan (aunque en realidad no era Jesús quien bautizaba sino sus discípulos). Por eso se fue de Judea y volvió otra vez a Galilea. Como tenía que pasar por Samaria, llegó a un pueblo samaritano llamado Sicar, cerca del terreno que Jacob le había dado a su hijo José. Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se sentó junto al pozo. Era cerca del mediodía. 7-8 Sus discípulos habían ido al pueblo a comprar comida.
En eso llegó a sacar agua una mujer de Samaria, y Jesús le dijo:
—Dame un poco de agua.
Pero como los judíos no usan nada en común con los samaritanos, la mujer le respondió:
—¿Cómo se te ocurre pedirme agua, si tú eres judío y yo soy samaritana?
10 —Si supieras lo que Dios puede dar, y conocieras al que te está pidiendo agua —contestó Jesús—, tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua que da vida.
11 —Señor, ni siquiera tienes con qué sacar agua, y el pozo es muy hondo; ¿de dónde, pues, vas a sacar esa agua que da vida? 12 ¿Acaso eres tú superior a nuestro padre Jacob, que nos dejó este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y su ganado?
13 —Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed —respondió Jesús—,14 pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.
15 —Señor, dame de esa agua para que no vuelva a tener sed ni siga viniendo aquí a sacarla.
16 —Ve a llamar a tu esposo, y vuelve acá —le dijo Jesús.
17 —No tengo esposo —respondió la mujer.
—Bien has dicho que no tienes esposo. 18 Es cierto que has tenido cinco, y el que ahora tienes no es tu esposo. En esto has dicho la verdad.
19 —Señor, me doy cuenta de que tú eres profeta. 20 Nuestros antepasados adoraron en este monte, pero ustedes los judíos dicen que el lugar donde debemos adorar está en Jerusalén.
21 —Créeme, mujer, que se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adorarán ustedes al Padre. 22 Ahora ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación proviene de los judíos. 23 Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. 24 Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.
25 —Sé que viene el Mesías, al que llaman el Cristo —respondió la mujer—. Cuando él venga nos explicará todas las cosas.
26 —Ése soy yo, el que habla contigo —le dijo Jesús.


Esa es la forma en que los antiguos Hebreos entendían el significado de cada palabra.

Pero no solo eso los rabinos entendían que dentro de esta palabra también está la palabra Esh, que significa "fuego," es decir en el cielo se encuentra el fuego y el agua y Dios hace que haya armonía entre ambos.

Esh (784 Strong) es la palabra hebrea para fuego y no necesariamente significa destrucción.

A juzgar por las primeras 5 veces en que las escrituras utilizan el termino Esh (fuego) debemos admitir que Dios se aparece en llama de fuego en las ocasiones mas importantes de las escritura a Abraham y a Moisés, por tanto el componente de simbolismo es mas acentuado en esta palabra que en otras

Génesis 15:17 Nueva Traducción Viviente (NTV)

17 Después de que el sol se puso y cayó la oscuridad, Abram vio un horno humeante y una antorcha ardiente Esh que pasaban entre las mitades de los animales muertos.

Génesis 19:24 Nueva Traducción Viviente (NTV)

24 Enseguida el Señor hizo llover de los cielos fuego Esh y azufre ardiente sobre Sodoma y Gomorra.

Génesis 22:6-7 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Entonces Abraham puso la leña para la ofrenda sobre los hombros de Isaac, mientras que él llevó el fuego Esh y el cuchillo. Mientras caminaban juntos, Isaac se dio vuelta y le dijo a Abraham:
—¿Padre?
—Sí, hijo mío —contestó Abraham.
—Tenemos el fuego Esh y la leña —dijo el muchacho—, ¿pero dónde está el cordero para la ofrenda quemada?

 

Éxodo 3:2 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Allí el ángel del Señor se le apareció en un fuego Esh ardiente, en medio de una zarza. Moisés se quedó mirando lleno de asombro porque aunque la zarza estaba envuelta en llamas, no se consumía “AKAL”.

-Lo que movió a Moisés a subir hasta la zarza era el misterioso hecho de que allí “NADA PARECIA DESTRUIRSE  NI CONSUMIRSE”

EXODO 3: 12 Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

Sin curiosidad no podemos entender nada relacionado con Dios.

-La razón es que aquel lugar era santo debido a la presencia real de Dios, el fuego de Dios solo consume y destruye aquello que no es santo, Dios siempre nos pide un gesto para mantenernos en el lugar de la santidad de su presencia.

EXODO 3:4 Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.
5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.
Algunas personas tienen miedo a los “Hombres y mujeres de Dios” y estos no pueden ser francos con nosotros para no hacernos desfallecer.
2ª Corintios 3: 12 Así que, como tenemos tal esperanza, actuamos con plena confianza. 13 No hacemos como Moisés, quien se ponía un velo sobre el rostro para que los israelitas no vieran el fin del resplandor que se iba extinguiendo.

Observe como en el texto anterior la palabra “parresía” que se traduce “FRANQUEZA” en esta versión de la N.V.I se traduce por “PLENA CONFIANZA”, usted no puede tener plena confianza si baja de un monte con una legislación con 35 penas de muertes, por recoger leña en sábado, por ser desobediente a su padre etc……

Asi que la plena confianza requiere un grado que la ley de Moises no alcanzaba.

2 Corintios 7 Nueva Versión Internacional (NVI)

Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación.

La alegría de Pablo

Hagan lugar para nosotros en su corazón. A nadie hemos agraviado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos explotado. No digo esto para condenarlos; ya les he dicho que tienen un lugar tan amplio en nuestro corazón que con ustedes viviríamos o moriríamos. Les tengo mucha confianza “parresía” y me siento muy orgulloso de ustedes. Estoy muy animado; en medio de todas nuestras aflicciones se desborda mi alegría.
Esa “mucha confianza” “parresía” necesita de nuestra parte un corazon muy ancho para perdonar tener paciencia y querer dejar a los demas mejor de lo que estaban sin agredirlos ni condenarlos…eso es FRANQUEZA.


 Pastor Sergio Sanchez Garrido

No hay comentarios:

Publicar un comentario